Cómo cambiar las gomas de los limpiaparabrisas

Si las gomas de los limpiaparabrisas están desgastadas, agrietadas o no funcionan correctamente, es recomendable reemplazarlas. Cambiar las gomas de los limpiaparabrisas es un proceso sencillo que puedes realizar tú mismo. Aquí te explicaremos los pasos a seguir:

Herramientas necesarias

Antes de comenzar, asegúrate de tener las siguientes herramientas a mano:

  • Gomas de limpiaparabrisas nuevas, compatibles con tu vehículo
  • Un paño limpio
  • Alcohol isopropílico (opcional)

Pasos para cambiar las gomas de los limpiaparabrisas

  1. Compra las gomas de limpiaparabrisas adecuadas: Antes de comenzar, asegúrate de adquirir las gomas de limpiaparabrisas correctas para tu vehículo. Puedes consultar el manual del propietario o preguntar en una tienda de repuestos de automóviles para obtener las gomas adecuadas en términos de tamaño y tipo de conexión.
  2. Retira las gomas viejas: Levanta los brazos del limpiaparabrisas para que queden en posición vertical. Observa cómo están conectadas las gomas a los brazos del limpiaparabrisas. Pueden estar sujetas por un gancho, un broche o un sistema de sujeción específico según el modelo de tu vehículo. Desengancha las gomas de los brazos siguiendo las instrucciones correspondientes. Si tienes dificultades para desenganchar las gomas, puedes consultar el manual del propietario o buscar tutoriales en línea específicos para tu modelo de vehículo.
  3. Limpia los brazos del limpiaparabrisas: Antes de instalar las nuevas gomas, es recomendable limpiar los brazos del limpiaparabrisas para eliminar cualquier suciedad o residuo que pueda afectar el desempeño de las gomas. Puedes utilizar un paño limpio y alcohol isopropílico para limpiar los brazos.
  4. Instala las gomas nuevas: Toma las gomas nuevas y observa si hay una diferencia entre el lado del conductor y el lado del pasajero. Algunas gomas tienen un diseño específico para cada lado. Alinea la goma con el brazo del limpiaparabrisas y sigue las instrucciones de conexión correspondientes. Engancha las gomas firmemente en su lugar asegurándote de que estén aseguradas de manera adecuada.
  5. Prueba las gomas nuevas: Una vez que hayas instalado las nuevas gomas, baja los brazos del limpiaparabrisas y enciende los limpiaparabrisas para probar su funcionamiento. Observa si las gomas se deslizan suavemente sobre el parabrisas sin dejar rayas o hacer ruidos inusuales. Asegúrate de que cubran completamente el área del parabrisas y limpien de manera efectiva.
RELACIONADO:  Porque se dañan los rodamientos de un motor electrico

El mantenimiento regular de las gomas de los limpiaparabrisas es esencial para garantizar una visibilidad clara y segura mientras conduces. Se recomienda reemplazar las gomas al menos una vez al año o cuando muestren signos de desgaste o deterioro.

Si no te sientes cómodo realizando el cambio de las gomas de los limpiaparabrisas por ti mismo, siempre puedes acudir a un taller de confianza o a un especialista en automóviles para que realice el reemplazo adecuado.