Los cables de bujias son todos iguales

Los cables de bujías son elementos de encendido que se utilizan para transferir la corriente eléctrica entre la bujía y el distribuidor. Estos cables son generalmente fabricados con materiales resistentes a la temperatura y a la vibración, como la goma y la fibra de vidrio. Se pueden clasificar en varias categorías dependiendo del material y el tamaño. Aunque no todos los cables de bujías son iguales, la mayoría de ellos cumplen con los mismos requerimientos técnicos. Esto significa que cualquier cable de bujías de calidad puede ser utilizado para la mayoría de los vehículos. El cable de bujías debe ser resistente a los cambios de temperatura y vibración, además de tener una buena conductividad eléctrica.

Por que los cables de bujias son todos iguales

Los cables de las bujías no son la parte más gloriosa de cualquier motor, pero son un poco más complicados de lo que la mayoría de la gente piensa. Aunque la longitud de los cables no parezca muy importante a primera vista, transportan una enorme cantidad de energía de alto voltaje. Preste mucha atención a los cables de las bujías, ya que pueden enviar un mensaje que le hará decir: «¿Puedes oírme ahora?».

Tensión de salida y longitud del cable

Dado que la resistencia de la corriente aumenta con la longitud del cable en pies, su efecto en los cables de las bujías puede determinarse multiplicando la longitud del cable de la bujía en pies por su caída de tensión. En el peor de los casos, un cable que almacena 5.000 ohmios tiene una longitud de 1,21 metros. Se trata de una caída de tensión de 200 voltios entre la bobina de encendido y el cable de la bujía, una caída aparentemente insignificante del 1%. Sin embargo, la caída de 200 voltios hace que el cable se caliente, y la resistencia aumenta con el calor. El resultado final es un efecto de fallo en cascada: el flujo de corriente y la generación de calor acaban alcanzando el equilibrio, pero no antes de provocar una importante caída de corriente que daña el núcleo conductor del cable y degrada sus propiedades de supresión de interferencias de radiofrecuencia (RFI).

RELACIONADO:  Donde se encuentra el sensor de oxigeno de un chevy

Resistencias y cables

Las diferentes calidades de cable dan lugar a diferentes valores óhmicos por pie. El cable de bujía medio produce unos 5.000 ohmios de resistencia por pie de longitud, los cables de alto rendimiento tienen una media de entre 100 y 400 ohmios y los cables de competición de alta calidad pueden tener sólo de 2 a 10 ohmios. Aplicando la ley de Ohm de la caída de voltaje (caída de voltaje = amperios que fluyen a través del cable X ohmios de resistencia) a un sistema típico de encendido de alto rendimiento, en el que la bobina genera unos 20.000 voltios y envía unos 0,010 amperios a los cables, encontramos que un cable estándar produce una caída de voltaje de unos 50 voltios por pie, un cable de alto rendimiento unos 1 a 4 voltios por pie, y un cable de carreras quizás sólo 0,02 voltios por pie.

Cables de bujías

Cuando se trata de la longitud de los cables de las bujías, hay dos cosas que importan: la resistencia del cable en ohmios y la cantidad de interferencias de alta frecuencia que genera. Los ohmios son una medida de la eficiencia de un cable para pasar la corriente eléctrica. Los cables más pequeños y menos eficientes tienen valores de ohmios más altos, lo que significa que convierten más energía eléctrica en calor en el cable de la bujía, en lugar de pasarla a la propia bujía. La resistencia en la bujía crea una descarga de RF positiva, que conecta a tierra la radio del coche y crea estática a través de los altavoces.

RFI y soluciones

Puedes usar cables de conexión más largos si utilizas un cable de menor resistencia, más grueso o de mayor calidad. Sin embargo, un mayor flujo de corriente también genera más RFI, lo que significa que debe utilizar un cable apantallado de alta calidad para evitar interferencias en su sistema de radio. Aunque nunca escuche nada más que MP3 y CD, recuerde que las interferencias RFI son una señal de banda ancha. En determinadas circunstancias, esta señal puede alcanzar las bandas de frecuencia utilizadas por los teléfonos móviles y otros dispositivos de comunicación, interfiriendo en la señal. Por eso, si tu teléfono móvil interrumpe constantemente las llamadas cuando estás en el coche, debes buscar cables viejos, baratos o kilométricos.