Porque el auto no arranca en frio

En invierno, es posible que tu coche tenga que permanecer en el exterior a temperaturas bajo cero, con heladas o incluso con nieve. Si este es el caso, hay algunas medidas que puedes tomar para que tu coche sufra lo menos posible la llegada del invierno.

¿Qué pasa si tu coche no arranca por culpa del frío?

Una de las averías o problemas más comunes en invierno es que el coche no arranca por culpa del frío. La respuesta está en que el frío penetra en el coche y provoca defectos en la batería, las bujías, el encendido o el aceite del motor, entre otros. Para evitarlo, es esencial un mantenimiento y unas precauciones óptimas.

¿Cómo se arranca el coche cuando está frío?

Si tienes un problema de batería, puede haber una solución a este problema. Como regla general, cuanto más frío esté el coche, más difícil será su arranque. Una forma de calentar la batería es poner una toalla caliente y seca sobre ella. Esto puede ayudar a que el coche arranque más rápido, pero si no lo hace, llama a un profesional.

Si el fallo es de las bujías en los motores de gasolina o de las bujías de incandescencia en los coches diésel, la solución está en el procedimiento de encendido.

RELACIONADO:  Donde se ubica el sensor de velocidad spark

En los motores diésel, se recomienda conectar el encendido dos o tres veces antes de arrancar el motor. En un coche de gasolina, se puede conectar el encendido y arrancar el motor de una sola vez.

Por otro lado, el aceite del motor puede perder sus propiedades a temperaturas extremadamente bajas, lo que puede incluso provocar que el coche no arranque. Si quieres comprobar si esta es la causa, debes revisar el nivel de aceite del motor para ver si está demasiado espeso, lo cual es un signo de este problema.

Una de las mejores maneras de evitar que su motor sufra al arrancar en invierno es dejar el motor al ralentí durante unos minutos para calentar el motor y todas sus piezas y lubricantes.

¿Cómo puedo arrancar mi coche cuando está frío?

Para evitar problemas de arranque cuando hace mucho frío, puedes tomar varias medidas como parte del mantenimiento de tu coche. Por un lado, intenta proteger tu coche aparcándolo en un lugar resguardado o cubriéndolo para que la escarcha no caiga directamente sobre la chapa.

Por otro lado, puedes utilizar aceites especiales que resistan las bajas temperaturas. Si vive en una zona muy fría, debería optar por este lubricante. También debemos comprobar el estado de la batería y otras piezas del motor antes de que llegue el invierno. Esto es muy importante para evitar daños mayores y averías inesperadas.