Porque los neumaticos deben mantenerse a la presion indicada por el fabricante

¿Quieres asegurarte de que tu coche está en buen estado y funciona correctamente? Entonces debes asegurarte de que tus neumáticos están a la presión adecuada. Los neumáticos hinchados a la presión adecuada no solo durarán más tiempo, sino que también mejorarán el rendimiento y la seguridad de tu vehículo.

Porque los neumáticos deben mantenerse a la presión indicada por el fabricante

Los neumáticos deben mantenerse a la presión indicada por el fabricante para asegurar un rendimiento óptimo. La presión de los neumáticos influye en la maniobrabilidad, el agarre y el consumo de combustible. Mantener los neumáticos a la presión adecuada es esencial para la seguridad y el rendimiento de su vehículo.

Los estudios realizados en los últimos años han demostrado que un alto porcentaje de los neumáticos de los coches españoles no tienen la presión correcta, lo que supone un riesgo importante tanto para el conductor como para el resto de vehículos que circulan por la carretera. La presión de los neumáticos recomendada es la presión a la que el neumático tendrá un rendimiento óptimo en términos de estabilidad, desgaste, durabilidad y confort.Aunque normalmente se debe respetar la presión especificada por el fabricante, ésta puede variar en función del diseño del vehículo y de las condiciones de la carretera. En cualquier caso, es muy importante consultar a un profesional antes de cambiar las especificaciones del fabricante. De lo contrario, comprometemos nuestra propia integridad como conductores y la de los demás a nuestro alrededor. Esto no sólo puede conducir a un deterioro muy peligroso de la estabilidad del vehículo, sino que también puede afectar seriamente al rendimiento de los frenos.

RELACIONADO:  Que pasa si el filtro de aceite esta tapado

Consecuencias de llevar los neumaticos en mal estado

Llevar los neumaticos en mal estado puede tener graves consecuencias. Puede provocar un accidente, ya que los neumaticos no tendran la adecuada traccion para frenar o maniobrar. Tambien puede provocar una multa por no cumplir con el reglamento de tráfico.

Otras consecuencias de llevar los neumaticos en mal estado son:

-Aumento del consumo de combustible.
-Reduccion de la vida útil de los neumaticos.
-Problemas en la suspensión del vehículo.

No arriesgues tu seguridad ni la de los demás, cuida tus neumaticos.

Los neumáticos con aire insuficiente pueden sobrecalentarse y desgastarse de forma irregular, lo que aumenta el consumo de combustible, reduce la vida útil de los neumáticos y los hace más sensibles a los golpes y menos resistentes a la fatiga, lo que provoca daños irreversibles. Además, si la presión cae por debajo de 1 bar, el neumático puede llegar a desprenderse de la llanta. Si la presión de los neumáticos es superior a la recomendada por el fabricante, habrá un mayor desgaste en el centro del neumático, una menor absorción de los baches y el agarre se verá comprometido.

Sin embargo, la presión de los neumáticos también afecta a la capacidad de frenado, ya que cuanto más baja sea la presión, más lejos deberá viajar el vehículo para reducir la velocidad o detenerse por completo. Esto es especialmente peligroso en las curvas, ya que puede provocar pérdidas de control y accidentes. Además, el agua en la carretera aumenta el riesgo de hidroplaneo. No se queda en la carretera, sino que «navega». Por eso es tan importante tener unos buenos neumáticos y la presión correcta. Afortunadamente, hoy en día es posible comprar neumáticos de calidad por Internet sin tener que ir al taller o desplazarse.

RELACIONADO:  El bendix del motor de arranque se queda pegado

Un simple acto puede salvar vidas

Para una conducción segura, la presión de los neumáticos debe comprobarse y ajustarse una vez al mes, siempre que vaya a realizar un viaje largo. Esto debe hacerse cuando los neumáticos están fríos y después de conducir no más de 2 km. De lo contrario, espere al menos dos horas. Cuando compruebe la presión de los neumáticos, recuerde que los tapones de las válvulas no sólo deben garantizar el sellado de los neumáticos en su conjunto, sino que también deben proteger las propias válvulas.

La presión correcta de los neumáticos ahorra combustible

La presión de los neumáticos influye de forma decisiva en su rendimiento, en su vida útil y en el consumo de combustible. La presión correcta de los neumáticos ahorra energía y, por tanto, combustible, al reducir las fuerzas que deben aplicarse a los neumáticos durante la conducción. También contribuimos a un medio ambiente más limpio al utilizar menos combustible y emitir menos CO2.

Los neumáticos con la presión correcta duran más

Una presión de los neumáticos un 20% inferior a la recomendada reducirá el kilometraje en un 20%. Por ejemplo, si la presión correcta de los neumáticos es de 2 bares y conducimos a 1,6 bares, la vida de los neumáticos se reduce en 8.000 kilómetros, lo que significa que tenemos que cambiarlos antes.