Cuando el termostato del coche se estropea, lo normal es que se haya cerrado definitivamente, lo que significa que el refrigerante no pasará por el radiador, provocando el sobrecalentamiento del motor.

Si tienes problemas con el termostato, puedes llevar tu coche a nuestros talleres mecánicos de confianza. Como la pieza no es reparable, solo se puede reemplazar o limpiar con sumo cuidado.

1- el termostato está abierto:

Cuando la válvula del termostato permanece abierta, el motor no logra mantener la temperatura correcta, lo que provoca un mal funcionamiento del motor, provocando mucho desgaste en los componentes más cercanos.

El sensor de temperatura también necesitará más combustible para regular la temperatura del motor, lo que hará que el motor use más gasolina para mantenerse caliente, lo que aumentará el consumo de combustible.

Con el motor caliente

Una vez que el motor ha alcanzado la temperatura óptima, el termostato debe evitar que se caliente por encima. En este caso y con este fin, la válvula termostática modifica la circulación del líquido refrigerante -que ahora se ha calentado con el motor- y lo redirige al radiador para su refrigeración.

El radiador es un sistema de ventilación que baja gradualmente la temperatura del líquido refrigerante.

El termostato permanece abierto

Cuando la válvula permanece abierta y el motor no alcanza su temperatura óptima de funcionamiento, el motor y sus componentes se desgastan vertiginosamente. El sensor de temperatura del agua gestiona más combustible para compensar la caída de calor y por lo tanto consume más.

RELACIONADO:  Bomba hidraulica fallas comunes

Cuando el termostato se atasca en su posición cerrada, el motor se sobrecalienta porque no se permite la entrada de refrigerante para bajar la temperatura de funcionamiento del motor. Cuando el termostato permanece cerrado, el motor se sobrecalienta y puede dañar la culata y la junta de la culata y dañar las piezas móviles del motor.

¿Tal vez es solo un problema del sensor?

El termostato de un coche necesita sensores para funcionar. Dicho esto, estos síntomas pueden no ser causados ​​por un termostato defectuoso, sino por un sensor de temperatura del refrigerante roto. Esto podría requerir una solución menos costosa, según el modelo del vehículo.