El significado de 91H y 91V en las llantas: ¿Qué debes saber?

Cuando buscas llantas para tu vehículo, es posible que te encuentres con códigos como 91H o 91V. Estos códigos son clasificaciones de velocidad y carga que indican las capacidades y limitaciones de las llantas.

En el siguiente apartado te diré el significado de 91H y 91V en las llantas y cómo esto puede afectar el rendimiento y la seguridad de tu vehículo.

¿Qué significan 91H y 91V en las llantas?

El número «91» en 91H o 91V se refiere a la clasificación de carga de la llanta. Esta clasificación indica la carga máxima que la llanta puede soportar de manera segura. En este caso, «91» significa que la llanta puede soportar una carga máxima de 615 kg.

La letra «H» o «V» se refiere a la clasificación de velocidad de la llanta. Esta clasificación indica la velocidad máxima a la que la llanta puede operar de manera segura. En el caso de «91H», la «H» indica que la llanta puede alcanzar una velocidad máxima de 210 km/h. Mientras que en el caso de «91V», la «V» indica que la llanta puede alcanzar una velocidad máxima de 240 km/h.

¿Cuál es la diferencia entre 91H y 91V?

La principal diferencia entre 91H y 91V radica en la clasificación de velocidad. La clasificación «H» indica una velocidad máxima de 210 km/h, mientras que la clasificación «V» indica una velocidad máxima de 240 km/h. Esto significa que las llantas con clasificación «91V» están diseñadas para soportar velocidades más altas que las llantas con clasificación «91H».

RELACIONADO:  ¿Cómo se llama la pieza que va en las llantas de un carro

Es importante tener en cuenta que la clasificación de velocidad de las llantas debe coincidir con la velocidad máxima permitida por el fabricante de tu vehículo. Utilizar llantas con una clasificación de velocidad inferior a la recomendada puede comprometer la seguridad y el rendimiento de tu vehículo.

¿Cómo elegir entre 91H y 91V?

Al elegir entre 91H y 91V para tus llantas, debes considerar la velocidad máxima permitida por el fabricante de tu vehículo. Si tu vehículo tiene una velocidad máxima de 210 km/h o menos, las llantas con clasificación «91H» serán adecuadas. Sin embargo, si tu vehículo tiene una velocidad máxima superior a 210 km/h, deberías optar por llantas con clasificación «91V» para garantizar un rendimiento óptimo y seguro.

Es importante seguir las recomendaciones del fabricante de tu vehículo y consultar con un profesional en llantas para asegurarte de elegir las llantas adecuadas para tu vehículo.